Wednesday, June 29, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 29/6


Junio 29

El Más Acá
Dizque dicen que hoy es el Día de san Pedro, y dicen que él tiene las llaves del Cielo.
Vaya uno a saber.
Fuentes bien informadas aseguran que el Cielo y el Infierno son nada más que dos nombres del mundo, y cada uno de nosotros los lleva adentro.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Tuesday, June 28, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 28/6


Junio 28

El Infierno

Allá por el año 960, los misioneros cristianos invadieron Escandinavia, y amenazaron a los vikingos: si persistían en sus paganas costumbres, iban a parar al Infierno, donde ardía el fuego eterno.
Los vikingos agradecieron la buena noticia. Ellos temblaban de frío, no de miedo.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Monday, June 27, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 27/6


Junio 27

Somos todos culpables

El Directorium Inquisitorium, publicado por la Santa Inquisición en el siglo catorce, difundió las reglas del suplicio, y la más importante mandaba:
Se torturará al acusado que vacila en sus respuestas.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Sunday, June 26, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 26/6


Junio 26

El reino del miedo

Hoy es el Día contra la tortura.
Por trágica ironía, la dictadura militar del Uruguay nació al día siguiente, en 1973, y convirtió al país entero en una gran cámara de torturas.
Los suplicios servían poco o nada para arrancar información, pero eran muy útiles para sembrar el miedo, y el miedo obligó a los uruguayos a vivir callando o mintiendo. En el exilio, recibí una carta anónima:

Es jodido mentir, y es jodido acostumbrarse a mentir.
Pero peor que mentir es enseñar a mentir.
Yo tengo tres hijos.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Saturday, June 25, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 25/6


Junio 25

La luna

El poeta chino Li Po murió en el año 762, en una noche como ésta.
Murió ahogado.
Se cayó de la barca cuando se le ocurrió abrazar a la luna, reflejada en las aguas del río Yangtsé.
Li Po ya había buscado a la luna, en otras noches:

Bebo solo.
Ningún amigo está cerca.
Alzo mi copa, invito a la luna y a mi sombra.
Ahora somos tres.
Pero la luna no sabe beber y mi sombra sólo sabe imitarme.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Colección J.L.Borges - Diario La Nación - con portadas ilustradas por Andrés Casciani



Una obra imprescindible, que hace honor a la lengua española y a la literatura de todos los tiempos.

Una colección única de 20 tomos que reúne todos sus cuentos, ensayos, poesías y artículos periodísticos revisados por el propio autor. Además, textos recuperados recientemente, con los que Borges nos sigue asombrando y deleitando.
*Las portadas están ilustradas por el artista Andrés Casciani

Acá podés consultar el cronograma de ediciones:  http://opcionales.lanacion.com.ar/opcional/757/biblioteca-jorge-luis-borges

Friday, June 24, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 24/6


Junio 24

El sol

Desde el amanecer de hoy se celebra la fiesta del sol, el Inti Raymi, en las estepas y las serranías de los Andes.
Al principio de los tiempos, la tierra y el cielo estaban a oscuras. Sólo noche había. Cuando la primera mujer y el primer hombre emergieron de las aguas del lago Titicaca, nació el sol.
El sol fue inventado por Viracocha, el dios de dioses, para que la mujer y el hombre pudieran verse.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Thursday, June 23, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 23/6


Junio 23

Fuegos

A la medianoche de hoy, rompen los fuegos.
El gentío se reúne alrededor de las altas hogueras.
Esta noche se limpian las casas y las almas. Se arrojan al fuego los trastos viejos y los deseos viejos, cosas y sentires gastados por el tiempo, para que lo nuevo nazca y encuentre lugar.
Desde el norte del mundo, esta costumbre se difundió por todas partes. Siempre fue una fiesta pagana. Siempre, hasta que la Iglesia Católica decidió que ésta sería la Noche de san Juan.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Invitación



Mañana! "Arte after office"
exponen Leticia RossiAndrés Casciani, Eliana Bouyer y Tachuela Delia.

- Apertura: viernes 24 /06/16 - 20 hs en MIRABOLÁN.- (Chile 381 - San Rafael, Mendoza)
*organiza :Phi - Espacio de Arte

Los esperamos!

Wednesday, June 22, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 22/6


Junio 22

La cintura del mundo

En el año 234 antes de Cristo, un sabio llamado Eratóstenes clavó una vara, al mediodía, en la ciudad de Alejandría, y le midió la sombra.
Un año después, exactamente a la misma hora del mismo día, clavó la misma vara en la ciudad de Asuán, y comprobó que no hacía ninguna sombra.
Eratóstenes dedujo que la diferencia entre una sombra y ninguna sombra confirmaba que el mundo era una esfera y no un plato. Entonces hizo medir la distancia entre las dos ciudades, a paso de hombre, y a partir de esa información intentó calcular cuánto medía la cintura del mundo.
Se equivocó en noventa kilómetros.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Tuesday, June 21, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 21/6


Junio 21

Todos somos tú

En el año 2001, resultó sorprendente el partido de fútbol entre los equipos de Treviso y Génova.
Un jugador del Treviso, Akeem Omolade, africano de Nigeria, recibía frecuentes silbidos y rugidos burlones y cantitos racistas en los estadios italianos.
Pero en el día de hoy, hubo silencio. Los otros diez jugadores del Treviso jugaron el partido con las caras pintadas de negro.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Monday, June 20, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 20/6


Junio 20

Este inconveniente

Su voz de soprano, capaz de dar color a cada sílaba, había despertado ovaciones en Río de Janeiro.
Poco después, a fines del siglo dieciocho, Joaquina Lapinha fue la primera cantante brasileña que conquistó Europa.
Cari Ruders, un viajero sueco adicto a las óperas, la escuchó en el año 1800, en un teatro de Lisboa, y elogió, entusiasmado, su buena voz, su figura imponente y su gran sentimiento dramático.
Lamentablemente, Joaquina tiene piel oscura, advirtió Ruders, pero este inconveniente se remedia con cosméticos.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Sunday, June 19, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 19/6


Junio 19

Alarma: ¡Bicicletas!

 —La bicicleta ha hecho más que nada y más que nadie por la emancipación de las mujeres en el mundo —decía Susan Anthony.

Y decía su compañera de lucha, Elizabeth Stanton:
Las mujeres viajamos, pedaleando, hacia el derecho de voto.
Algunos médicos, como Philippe Tissié, advertían que la bicicleta podía provocar aborto y esterilidad, y otros colegas aseguraban que este indecente instrumento inducía a la depravación, porque daba placer a las mujeres que frotaban sus partes íntimas contra el asiento.
La verdad es que, por culpa de la bicicleta, las mujeres se movían por su cuenta, desertaban del hogar y disfrutaban el peligroso gustito de la libertad. Y por culpa de la bicicleta, el opresivo corsé, que impedía pedalear, salía del ropero y se iba al museo.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Saturday, June 18, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 18/6


Junio 18

Susan tampoco pagó

Los Estados Unidos de América vs Susan Anthony, Distrito Norte de Nueva York, junio 18 de 1873.

Fiscal de Distrito Richard Crowley: El 5 de noviembre de 1872, Susan B. Anthony votó por un representante en el Congreso de los Estados Unidos de América. En ese momento ella era mujer, y supongo que no habrá dudas sobre eso. Ella no tenía derecho de voto. Es culpable de violar la ley.

Juez Ward Hunt: La prisionera ha sido juzgada de acuerdo con lo que las leyes establecen.

Susan Anthony: Sí, Su Señoría, pero son leyes hechas por hombres, interpretadas por hombres y administradas por hombres a favor de los hombres y contra las mujeres.

Juez Ward Hunt: Póngase de pie la prisionera. La sentencia de esta Corte le manda pagar una multa de cien dólares más los costos del proceso.

Susan Anthony: Jamás pagaré ni un dólar.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Friday, June 17, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 17/6

Junio 17

Tomasa no pagó

En 1782, la justicia de la ciudad de Quito sentenció que Tomasa Surita estaba obligada a pagar los impuestos correspondientes a unas telas que había comprado en Guayaquil.
Sólo los varones tenían capacidad legal para comprar o vender.

Que le cobren a mi marido—dijo Tomasa—. La ley nos considera idiotas. Si las mujeres somos idiotas para cobrar, también somos idiotas para pagar.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Thursday, June 16, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 16/6


Junio 16

Tengo algo que decirte

Oscar Liñeira fue otro de los miles de muchachos desaparecidos en Argentina. En lenguaje militar, fue trasladado.
Piero Di Monte, preso en el mismo cuartel, escuchó sus últimas palabras:
—Tengo algo que decirte. ¿Sabés una cosa? Yo nunca hice el amor. Y ahora me van a matar sin haber conocido eso.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Wednesday, June 15, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 15/6


Junio 15

Una mujer cuenta

Varios generales argentinos fueron sometidos a juicio por sus hazañas cometidas en tiempos de la dictadura militar. Silvina Parodi, una estudiante acusada de ser protestona metelíos, fue una de las muchas prisioneras desaparecidas para siempre.
Cecilia, su mejor amiga, ofreció testimonio, ante el tribunal, en el año 2008. Contó los suplicios que había sufrido en el cuartel, y dijo que había sido ella quien había dado el nombre de Silvina cuando ya no pudo aguantar más las torturas de cada día y cada noche:

—Fui yo. Yo llevé a los verdugos a la casa donde estaba Silvina. Yo la vi salir, a los empujones, a culatazos, a patadas. Yo la escuché gritar.

A la salida del tribunal, alguien se acercó y le preguntó, en voz baja:

—Y después de eso, ¿cómo hizo usted para seguir viviendo?

Y ella contestó, en voz más baja todavía:

—¿Y quién le dijo a usted que yo estoy viva ?

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Tuesday, June 14, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 14/6


Junio 14

La bandera como disfraz

En el día de hoy de 1982, la dictadura argentina perdió la guerra. Mansamente se rindieron, sin que se hicieran ni un tajito al afeitarse, los generales que habían jurado dar la vida por la recuperación de las islas Malvinas, usurpadas por el imperio británico.
División militar del trabajo: estos heroicos violadores de mujeres atadas, estos valientes torturadores y ladrones de bebés y de todo lo que pudieron robar, se habían ocupado de las arengas patrioteras, mientras mandaban al matadero a los jóvenes reclutas de las provincias más pobres, que en aquellas lejanas islas del sur murieron de bala o de frío.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Monday, June 13, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 13/6




Junio 13

Daños colaterales

En estos días del año 2010 se supo que son cada vez más los soldados norteamericanos que se suicidan. Los suicidados están siendo casi tantos como los muertos en combate.
Para resolver este problema, el Pentágono ha resuelto multiplicar a sus especialistas en salud mental, que integran el sector más promisorio de las fuerzas armadas.
El mundo se está convirtiendo en un inmenso cuartel, y el inmenso cuartel se está convirtiendo en un manicomio del tamaño del mundo. En este manicomio, ¿quiénes son los locos? ¿Los soldados que se matan o las guerras que los mandan matar?

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Sunday, June 12, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 12/6


Junio 12

La explicación del misterio

En el año 2010, la guerra contra Afganistán confesó su porqué: el Pentágono reveló que en ese país había yacimientos que valían más de un millón de millones de dólares.
Esos yacimientos no contenían talibanes.
Contenían oro, cobalto, cobre, hierro y sobre todo litio, imprescindible en los teléfonos celulares y las computadoras portátiles.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

"Redención"


"Redención" 
la nueva novela de Darío Manfredi. 

*ilustración de portada: Andrés Casciani 

- podés adquirirlo en: 
Garcia Santos Libros: San Martín 921, Capital, Mendoza. 
Centro Internacional del Libro: Lavalle 14, Capital, Mendoza. 
Pájaros Librería Independiente: Las Heras 676, Capital, Mendoza.

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 11/6


Junio 11

El hombre que vendió la torre Eiffel

El conde Viktor Lustig, profeta de los genios de Wall Street, se llamó con varios nombres y varios títulos nobiliarios, residió en varias cárceles de varios países, y en varias lenguas supo mentir con toda sinceridad.
En este mediodía del año 1925, el conde estaba leyendo el diario en el hotel Crillon, en París, cuando se le ocurrió una de esas buenas ideas que le permitían matar el hambre cuando se aburría de jugar al póquer. Y vendió la torre Eiffel.
Imprimió papeles y sobres con el emblema de la alcaldía de París, y con la complicidad de algún ingeniero amigo inventó informes técnicos que demostraban que la torre estaba cayéndose, por irreparables errores de construcción. El conde visitó a los posibles candidatos, uno por uno, y los invitó a comprar, a precio de ganga, miles y miles de toneladas de hierro. El asunto era secreto. Por tratarse del más notorio símbolo de la nación francesa, era preciso evitar a toda costa el escándalo público. Las ventas se realizaron en silencio y con urgencia, porque el derrumbe de la torre no iba a demorar.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Friday, June 10, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 10/6


Junio 10

Y un siglo después

En estos días del año 2010, se abrió en Buenos Aires el debate sobre el proyecto de legalización del matrimonio homosexual.
Sus enemigos lanzaron la guerra de Dios contra las bodas del Infierno,pero el proyecto fue venciendo obstáculos, a lo largo de un camino espinoso, hasta que el 15 de julio Argentina se convirtió en el primer país latinoamericano que reconoció la plena igualdad de todas y de todos en el arcoíris de la diversidad sexual.
Fue una derrota de la hipocresía dominante, que invita a vivir obedeciendo y a morir mintiendo, y fue una derrota de la Santa Inquisición, que cambia de nombre pero siempre tiene leña para la hoguera.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

"Rutas" de Goodbonboa


DESCARGÁ RUTAS


Gratis.
Nuestro disco financiado colectivamente.


Arte de tapa Ilustrado por Andrés Casciani 


Masterizado en Mastering Boutique NYC

http://goodbonboa.bandcamp.com/album/rutas

Goodbonboa es: Salvador Bucolo, Seba Ojer Prieto y Juanjo Lanatti




Thursday, June 09, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 9/6


Junio 9

Sacrilegas

En el año 1901, Elisa Sánchez y Marcela Gracia contrajeron matrimonio en la iglesia de San Jorge, en la ciudad gallega de A Coruña.
Elisa y Marcela se amaban a escondidas. Para normalizar la situación, con boda, sacerdote, acta y foto, hubo que inventar un marido: Elisa se convirtió en Mario, vistió ropa de caballero, se recortó el pelo y habló con otra voz.
Después, cuando se supo, los periódicos de toda España pusieron el grito en el cielo ante este escándalo asquerosísimo, esta inmoralidad desvergonzada, y aprovecharon tan lamentable ocasión para vender como nunca, mientras la Iglesia, engañada en su buena fe, denunciaba a la policía el sacrilegio cometido.
Y la cacería se desató.
Elisa y Marcela huyeron a Portugal.
En Oporto las metieron presas.
Cuando escaparon de la cárcel, cambiaron sus nombres y se echaron a la mar.
En la ciudad de Buenos Aires se perdió la pista de las fugitivas.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Wednesday, June 08, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 8/6


Junio 8

Sacrilegio

En el año 1504, Miguel Ángel estrenó su obra maestra: el David se irguió en la plaza principal de la ciudad de Florencia.
Insultos y pedradas dieron la malvenida a este gigante completamente desnudo.
 Miguel Ángel fue obligado a cubrir la indecencia con una hoja de parra, tallada en cobre.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.

Tuesday, June 07, 2016

Los hijos de los días - Galeano ilustrado por Casciani 7/6


Junio 7

El rey poeta

Nezahualcóyotl murió veinte años antes de que Colón pisara las playas de América. Fue rey de Texcoco, en el vasto valle de México.
Allí dejó su voz:
Se rompe, aunque sea oro,
se quiebra, aunque sea jade,
se desgarra, aunque sea plumaje de quetzal.
Aquí nadie vivirá por siempre.
También los príncipes a morir vinieron.
Todos tendremos que ir a la región del misterio.
¿Acaso en vano venimos a la tierra ?
Dejemos, al menos, nuestros cantares.

>> Fragmento contenido en el libro "LOS HIJOS DE LOS DIAS", de Eduardo Galeano, Siglo XXI, 2012.
>> Ilustración digital | Andrés Casciani.